Qué nos dice el monitor de la sembradora?

Los monitores de siembra modernos ahora pueden medir espaciamiento de las semillas, profundidad, fallas, dobles y otras cuestiones relacionadas a la calidad de siembra que anteriormente requerían excavar en el suelo.

En el siguiente artículo publicado en Farm Journal, Dan Anderson explica alguna de las nuevas métricas que están disponibles en los monitores de siembra modernos.

Los monitores de semillas para sembradoras han recorrido un largo camino desde las viejas «luces intermitentes» de Dickey-John que encendían una pequeña bombilla cada vez que una semilla pasaba por un «ojo» fotoeléctrico al caer a través del tubo de semillas. Si una bombilla se apagaba, el operador de la sembradora sabía que el surco había dejado de sembrar.

monitor de siembra

La última generación de monitores de semillas informa a los operadores de la singulación, fallas, dobles, espaciamiento de semillas, calidad de marcha, fuerza descendente y otras variables. Comprender qué significan todos esos números en la pantalla es fundamental para optimizar el rendimiento de la sembradora.

Singulación. La definición simple de 100% de singulación es: «Cayó una semilla en cada lugar donde se quiere que caiga una semilla», explica Bryce Baker, gerente de marketing de Precision Planting. Las fallas y los múltiples reducen la singulación. Si una sembradora siembra un 3% de fallas y un 2% de múltiples, el resultado es un 95% de singulación.

«La singulación depende del tipo de dosificador de semillas y de lo bien que se ajusta», dice Baker. “Si los vSets de [Precision Planting]  singulan por debajo del 98% al 99%, algo está mal. Los dosificadores de dedos mecánicos, según el tamaño de la semilla, varían de 94% a 99%. Los dosificadores de vacío ajustados correctamente pueden funcionar en un 98% a un 99% de singulación «.

Espaciamiento. El espaciado de semillas indica cómo se espacian las semillas en el surco. Las semillas perfectamente distribuidas por el dosificador de semillas pueden colocarse incorrectamente en el surco debido al rebote dentro del tubo de semillas u otros problemas de entrega.

Los fabricantes de monitores de semillas calculan el espaciado de semillas sobre la marcha de dos maneras diferentes. Los monitores de semillas John Deere muestran el coeficiente de variación. Cuanto menor sea el valor, más preciso será el espaciado de la semilla, pero John Deere recomienda mantenerlo por debajo de 0.17.

Los monitores de siembra de Precision Planting calculan un Índice de caída de semilla, que Baker recomienda mantener entre 10 y 15 en los monitores 20/20.

Estabilidad. «La gente confunde habitualmente  estabilidad con  fuerza descendente», dice Baker. “La estabilidad es cuánto la unidad de siembra se mueve hacia arriba y hacia abajo a través del campo. La fuerza descendente es la cantidad de peso que las ruedas de control de profundidad están presionando contra el suelo. Puede suavizar la estabilidad aumentando la fuerza descendente, pero eso puede crear una compactación excesiva que inhib el desarrollo de la raíz de las plántulas. «Las mejores formas de mejorar la estabilidad son reducir la velocidad de la sembradora, volver a trabajar la cama de siembra para que sea más suave o asegurarse de que los barredores de rastrojo estén sacando todos los terrones de tierra de la línea por donde pasa la unidad de siembra».

Fuerza Descendente ó Downforce. La fuerza descendente es el total del peso inherente de una unidad de hilera de sembradora combinada con un peso adicional para proporcionar una penetración adecuada de los discos plantadores y la firmeza y formación deseadas del surco.

En suelos blandos, el peso de la unidad de sembradora solo puede ser suficiente. En suelos duros, podría llevar varios cientos de kilos de peso adicional para que los discos plantadores puedan penetrar.

Con los sistemas de fuerza descendente ajustados por resorte, los operadores preseleccionan una carga de resorte para adaptarse a las condiciones promedio del suelo en un campo. Los sistemas de fuerza descendente neumática ajustables por el operador permiten aumentar o disminuir la fuerza descendente, a menudo desde la cabina. Los sistemas de carga descendente automáticos detectan y varían la cantidad de carga  agregada al peso básico de la unidad de siembra en movimiento para adaptarse a las condiciones cambiantes del suelo a través de pequeños cilindros hidráulicos o neumáticos instalados sobre cada unidad de siembra.

«La carga  activa es como el control de crucero en un automóvil», explica Brian Boelens, especialista de productos, John Deere Seeding Group. «El sistema de carga aumenta o disminuye la presión para mantener una fuerza descendente predeterminada debajo de las ruedas de control de profundidad».

Fuente: Farm Journal, 25/2/2019




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *