Servicio de Procesamiento de datos de rendimiento

Los mapas de rendimiento como fuente de información útil para la gestión agronómica:

 

Una de las tendencias globales en la agricultura moderna es buscar la eficiencia actuando sobre el espacio productivo no por promedios sino por unidades ambientales cuyas superficies comparten una o más características que justifican su diferenciación en cuanto a que son susceptibles de diferentes manejos ó prácticas agronómicas.

 

Cuál es la delimitación y el tamaño óptimo de los ambientes, si conviene contornos o grillas, y en tal caso cual es el tamaño, son cuestiones todavía en desarrollo y muy específicas de cada zona. Pero en todos los casos, la información contenida en los mapas de rendimientos nos proporciona una base de datos interesante, justamente porque es la herramienta que nos permite saltar del promedio/lote a una dimensión espacial más amplia.

La recolección de datos de rendimiento durante la cosecha tiene como ventaja el bajo costo y la gran cantidad de puntos de muestreo (aproximadamente 250 por hectárea, dependiendo del ancho de corte y la frecuencia de grabado). Sin embargo, debido a que es un proceso automático que se realiza en forma secundaria a la operación de cosecha, es susceptible a diversas fuentes de error.

Algunos de esos errores se originan por fallas en la preparación y mantenimiento de alguno de los componentes del sistema que toma los datos (GPS, consola, sensores) o bien, son inducidos por el operario durante el proceso de cosecha. Ejemplo: indebida calibración de peso y humedad, incorrecto ajuste del ancho de corte.

Otros, más que errores son desviaciones en la medición, y ocurren producto de la manera en que funciona el sistema de mapeo en sí, como por ejemplo, atoraduras de la cosechadora, entradas y salidas de la cabecera, cosecha con más de una máquina, y a veces errores de GPS.

Es por ello que es recomendable realizar un análisis, depuración y consolidación de los datos antes de disponerse a analizarlos ó bien a utilizarlos como base para determinar conclusiones productivas ó decisiones futuras de manejo.

 

 

El servicio de procesamiento de mapas de rendimiento que ofrece Tecnosem es una alternativa interesante por dos razones:

Análisis de la integridad de los datos. Ya sabemos que tenemos una cantidad inmensa de datos, pero cuál es la validez de los mismos? O dicho de otra manera: hasta dónde podemos confiar y tomar decisiones en base a ellos. Seguramente usando datos crudos para delinear ambientes o tomar algún tipo de decisión en cultivos futuros nos llevaría a equivocaciones. Esto es debido a que los mapas de rendimiento miden rendimiento y no características ambientales. Y el rendimiento está determinado por muchos factores, además del ambiente. Claros ejemplos son dieferencias en variedad/híbrido, fertilización, y cualquier otro tratamiento. Por ejemplo en el 2007 a raíz del análisis de los datos de rendimiento se pudo cuantificar la merma de rinde debido al temporal durante la cosecha, en general del orden de los 10 qq/ha. En definitiva, del análisis de los datos surgen generalmente varias conclusiones que no veríamos en los datos crudos, o con un procesamiento estándar.


Ordenamiento y clasificación de la información. La experiencia nos mostró que los primeros mapas son interesantes, pero los sucesivos, a medida que se acumulan se van transformando en un dolor de cabeza. Pensemos en una biblioteca sin un índice y sin un encargado. Los datos están, pero son muy difíciles de acceder. Por eso, creemos que la parte de ordenamiento y clasificación es cada vez más importante cuanto más cantidad de datos se acumulen. Nuestro objetivo es transformar los datos crudos en datos disponibles fácilmente, y relacionables con otras fuentes de datos georreferenciados (índice verde, mapas de suelos, mapas de aplicación etc.)

 

Llámenos ahora!
WhatsApp